Alfa Romeo MiTo

Alfa Romeo MiTo
Alfa Romeo MiTo
Alfa Romeo MiTo
Alfa Romeo MiToAlfa Romeo MiToAlfa Romeo MiTo

Belleza, estilo y deportividad

Ya rueda por las calles nacionales el compacto MiTo, modelo que busca revitalizar a la histórica marca italiana, muy devenida en los últimos años y que en Chile estaba casi de salida. Tiene un diseño atractivo y armónico, un interior exquisito en atmósfera y texturas, y un andar estimulante, aunque no muy radical. Un gran deportivo de uso diario.
Después de bastante tiempo sin aportar novedades, Fiat decidió darle una nueva oportunidad a Alfa Romeo, su histórica marca deportiva, cuando hace dos años lanzó el compacto MiTo, desarrollado sobre una evolución de la plataforma del Grande Punto, pero con el ADN y la pasión propia de la firma.

El nombre MiTo proviene de la unión de Milán y Torino (Turín), y según Alfa Romeo apunta a clientes entre 18 y 30 años con buen poder adquisitivo, y que buscan un auto llamativo, deportivo y moderno para usarlo todos los días.

Alfa Romeo utilizó en el MiTo tres elementos distintivos: un diseño cautivador e inconfundible, una dinámica de manejo estimulante, y la aplicación en carrocería y motorización del concepto downsizing (achicarse).

Así, el MiTo puede presentarse sin vergüenza como un deportivo, pese a contar con un motor de sólo 1.400 cc., aunque tiene inyección directa y sobrealimentación mediante un turbo de geometría variable, con lo que eroga 155 caballos a 5.500 rpm, y 230 Nm de par, desde las 3.000 rpm.

Este bloque va asociado a una caja mecánica de seis velocidades, que cuenta con una notable palanca de recorridos cortos, así como a un peso reducido de sólo 1.145 kilos.
Así, el MiTo se siente extremadamente ágil, muy estable y fácil de conducir, y veloz de reacciones, ideal para manejarlo tanto en la ciudad como en carretera, aunque por culpa de una suspensión corta y rígida, más unos neumáticos de perfil bajo, sufre más de la cuenta cuando hay baches.

Esta misma suspensión permite al MiTo moverse con soltura sobre pavimentos en buen estado, ofreciendo una dinámica estimulante para quienes disfrutan del manejo deportivo. Eso sí, es propio de los autos con el eje posterior colgante que sobre baches muevan la cola más intensamente, por lo que hay que tomárselo con calma.

La dirección es posiblemente lo más deportivo de este auto, muy directa y fácil de maniobrar, y con respuestas rápidas a los requerimientos. Los frenos son eficientes, pero tras un uso más intenso tienden a fatigarse.

 Entre los sistemas electrónicos destaca el DNA, que cuenta con tres modos de conducción: normal, all-weather (para pisos con baja adherencia) y dynamic overboost, que genera cinco caballos y 26 Nm adicionales, sensibiliza la dirección y hace menos invasivo el control de estabilidad.
 
Normalmente, el motor no ofrece una gran respuesta por debajo de las 3.000 rpm, por lo que en conducción deportiva es muy necesario utilizarlo en modo Dynamic y en régimen alto, donde, además, emana un espléndido ronquido. Así se siente más despierto y con una respuesta más enérgica, especialmente en salidas desde cero.

Elegancia italiana
 
El MiTo hereda de su hermano mayor, el 8C Competizione, buena parte de su estilo, incluyendo un expresivo frontal (focos, parrilla triangular invertida, capó largo), el lateral (ángulos de las ventanas, manillas) y la zaga (focos redondos).

Estéticamente es armonioso, estilizado y musculoso, gracias a unos sutiles pasos de rueda remarcados. Luce elegante y deportivo, que es el ADN de siempre de Alfa Romeo.

El interior es todavía más impresionante gracias a un hermoso polímero texturado en puertas y consola que asemeja un tapiz, y a diversos elementos deportivos, como butacas, pedalera metálica y volante pequeño. La posición de manejo es baja, aunque la visibilidad hacia atrás es mala.

El equipamiento es nutrido, incluyendo siete airbags, control de estabilidad, parlantes Bose y bluetooth.

Detalles que realzan al MiTo
La pedalera metálica incorpora el logo de Alfa Romeo.
El polímero de puertas y consola asemeja un elegante tapiz.
Focos redondos y un logo muy de diseño en la zaga.
Los cálipers de freno son rojos y tiene el nombre de la marca.
Herencia 8C
El MiTo hereda del 8C Competizione la parrilla triangular invertida, los focos redondos y el capó.
Interior
Las plazas delanteras son cómodas y amplias; atrás hay poco espacio para personas grandes.

Diseño elegante

La herencia Alfa se ve en lo expresivo del diseño y lo armoniosa de su línea.
El Alfa Romeo MiTo es un deportivo moderno, que acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos, alcanza los 215 km/h, y aún así promedia entre 12 y 15 kilómetros por litro.

Fuente: La Tercera


Vende aquí tu auto
Comparador